¿Y los jóvenes, dónde quedan ante la crisis?

Autora: Alejandra López Martínez

Mexicana, politóloga del Centro de Investigación y Docencia Económicas
(CIDE), Maestra en Política por NYU y actualmente estudiante del Máster en
Comunicación y Marketing Político de la Universidad de Alcalá de Henares y
Cescompol.

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente de la autora y no representan la línea editorial del portal web.

Con la pandemia de Covid-19, el mundo está pasando por la peor crisis económica de la historia. Sin embargo, no todos recibiremos el impacto de la misma manera. Este año, el PIB mundial disminuirá alrededor del tres por ciento, afectando más a algunos mercados y sectores más que a otros.

La OMT proyecta que 1600 millones de personas están en riesgo de perder su
empleo, lo cual es equivalente a la mitad de la población económicamente activa en el
mundo. Entre ellos, los menores de 34 años serán de los más perjudicados. Después de haber superado la crisis de 2008, los jóvenes se encuentran de nuevo inmersos en una economía estancada. Muchos de ellos tendrán que poner en pausa su crecimiento profesional e incluso sus sueños de comprar casa o tener una familia.

Sin duda habrá pérdidas que tendremos que asumir entre todos, pero también tendremos que cooperar. Y la mejor forma de hacerlo es creando capital social como lo llama Robert Putnam (2000) en su libro Bowling Alone. Las conexiones son importantes porque nos benefician individualmente, pero, sobretodo, porque aportan al colectivo. Unidos minimizamos las pérdidas y extendemos los beneficios.

Tomado de: mejoresempleos.com

Los jóvenes han sido los grandes relegados de la historia porque no se han unido para luchar por sus intereses. Hoy tenemos una oportunidad de oro: los paradigmas se están transformando y nosotros tenemos la fuerza liderar este cambio. Con esto en mente, los jóvenes españoles comenzaron la iniciativa #TalentoParaElFuturo propuestas para reconstruir a la sociedad ante la crisis. Siguiendo su ejemplo, en América Latina necesitamos hacer que nuestro capital social joven se escuche en lo más alto.

En todo el mundo, 2019 fue un año de movimientos sociales protagonizados por jóvenes. Hoy necesitamos movilizarnos a pesar del distanciamiento social y hacer que nuestra voz se escuche, no nos podemos quedar atrás.

Tomado de: Colombia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s