Otra historia sobre mamás

Autor: Luis Carlos Santos Vargas

Instagram: @luis_carlosvargas
Twitter: @luis_carlosva

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y no representan la línea editorial del portal

La creatividad para celebrar el día de las madres por estos días ha sido una eterna noticia, y es que la cuarentena ha cambiado hasta la forma en que celebramos aquellas fiestas que para muchos son valiosas e importantes, tal vez es el encierro o tal vez las distancias las que nos han puesto a pensar que definitivamente hasta el momento que consideramos menos especial debemos aprovecharlo en una  próxima oportunidad, es por eso y otras tantas razones que por estos días, los sentimientos en las llamadas están al orden el día, los ¡te quiero! se reparten sin pensar en las video llamadas con familiares y amigos, él ¡te extraño! se volvió un poco más valioso que él ¡te amo!, y él ¡te cuidas! un saludo de todos los días.

Tomado de: unicef.org

Pero, ¿cómo han vivido las mamás estos días en cuarentena?, las historias se vuelven simples y repetitivas, pero estoy seguro que en el corazón de cada mamá son completamente distintas, porque es cierto, mamá solo hay una en el mundo y esa misma no se repite ni se consigue en otro lado, definitivamente en la cuarentena nos dimos cuenta que en muchas familias el matriarcado es el que lleva la batuta en múltiples situaciones y decisiones. Y no sólo porque son ellas las que llenan los espacios de amor, comprensión y paciencia, sino porque también son ellas las que por estos días llevan un profesor interior, y están enseñando múltiples labores sobre limpieza y gastronomía, manejo y rendimiento del tiempo,  oficina, descanso y llamadas, sobre educación, cultura y respeto, pero sobretodo están enseñando a sobrellevar una cuarentena, por si de pronto hay una próxima pandemia y no sabemos qué hacer.  

Tomado de: somosfeglog.tumblr.com

Es por eso que las historias de las mamás en cuarentena merecen un libro completo, no solo por la diversidad de historias, sino por la creatividad que se gastan para contarlas, y es que sentarse a escuchar estas anécdotas es como pasar repentinamente de una buena historia de comedia a una historia de drama superfluo o de angustia desmedida que parece que no tuviera fin, pero bueno, así son algunas mamás; ellas son bellas, luchadoras, desmedidas, cariñosas, respetuosas, melancólicas, sinceras y en definitiva humanas, son ellas sin duda alguna las que captan la esencia de la humanidad; y no es una cuestión de romanticismo porque tenga una excelente mamá, no, se trata más bien de exaltar el valioso papel que cumple la mamá en la humanidad, ya que han sido ellas las creadoras de este mundo y han sido ellas mismas “sin querer queriendo” las que en cierta manera le han dado un norte a muchas historias buenas y malas en el mundo.

Y es que precisamente ellas han generado historias que han trascendido en el tiempo, ya que han sido ellas las que han traído y han educado para el mundo, seres excepcionales o simplemente seres supremamente irracionales; cuéntenme, alguna vez se han puesto a pensar por un rato ¿qué sería del mundo sin aquellas ilustres madres como Ann Dunham, Isabel Bowes-Lyon,  Klara Hitler o Luisa Santiaga Márquez?, créanme, sería un mundo bien distinto, si han escuchado hablar de ellas, seguro entenderán por qué afirmo que todo sería distinto, sin embargo, si no las conocen, intenten averiguar quién son y se darán cuenta de lo que digo.

Tomado de: lifeder.com

A aquellas ilustres madres, a otras tantas madres y en especial a ti mamá, gracias por habernos traído al mundo, gracias por mostrarnos diferentes escenarios de la vida y permitirnos decidir cuál puede ser el mejor para nosotros, gracias por llenar nuestros días de infancia y juventud con valiosas enseñanzas que quedarán impresas por siempre en nuestro corazón, gracias por ser nuestra compañía en momentos de tristeza, angustia y depresión y gracias por hacer de nuestra cuarentena algo mejor; seguramente existirán versiones contrarias al agradecimiento que brindó en este espacio, pero tranquilos probablemente para ustedes también existirá un modelo de madre, representado en una abuela, en una tía o en una desconocida, y a ellas también muchas gracias por que han sido el ejemplo de aquella madre que no pudieron tener aquellos que la necesitaban

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s