La solidaridad es la salida

Autor: Cristian Camilo Perico Mariño

Twitter: @cristian_perico
Instagram: @cristian_camilo

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y no definen la línea editorial del portal.

A lo largo de la historia hemos vivido varias pandemias, comenzando por la peste negra -en la Edad Media- y pasando por las enfermedades que vinieron de Europa y arrasaron con la población autóctona de América en tiempos de conquista. Sin embargo, nunca vivimos en estado de cuarentena global, haciendo que un tercio de la humanidad se hallará en situación de confinamiento obligatorio. La pandemia global del covid-19 nos ha dejado claro cuán vulnerables somos en realidad. Solemos creernos superiores a las demás especies o incluso superiores  a muchos de nosotros; mas la crisis de salubridad pública que vivimos nos insta a una solidaridad mundial.

Como individuos de la misma especie que comparten el mismo territorio, hemos tomado decisiones locales de contingencia, como el cierre de fronteras y la suspensión de los vuelos internacionales. Se solicitó y ordenó el aislamiento preventivo, anhelando el fin de lo que muchos consideran la pesadilla del 2020. A pesar de ello, somos conscientes de las vastas desigualdades en las que vivimos; por tal razón los gobiernos destinaron ayuda a quienes más lo necesitan. Pasando por alto los aborrecibles casos de corrupción que se han presentado en nuestro país, hemos identificado la necesidad de ser solidarios con aquellos nacionales que viven en condiciones de vulnerabilidad, intentamos fortalecer el concepto de hermandad en tiempos difíciles. Por su parte, quienes menos tienen también están siendo solidarios al reducir su interacción social en la medida de lo posible. En tiempos como estos toma fuerza la reconocida frase del hegemón de Grecia y faraón de Egipto, Alejandro Magno: “Tras la conducta de cada uno depende el destino de todos”. 

De la misma manera, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha definido que nos enfrentamos a una oportunidad única para dirigir la recuperación hacia un camino más sostenible e inclusivo de las naciones. Estamos ante una crisis humana que llama a la solidaridad, porque la unificación (cosa que debimos haber hecho hace mucho) no solo en tiempos de pandemia; es la salida para combatir al enemigo común. Como aseveró el intelectual e historiador israelí, Yuval Noah Harari: “Tan solo la solidaridad y la cooperación global nos ayudará a reponernos como especie”.

Tomado de: 4.bp.blogspot.com

Ahora más que nunca los líderes de todas las naciones deben unir fuerzas y trabajar mancomunadamente en políticas coordinadas y decisivas para enfrentar la crisis de salud pública que vivimos y las consecuencias que esta dejará. Se deben dar respuestas conjuntas y coordinadas en los tres campos de acción más relevantes en la actualidad: abordar la emergencia sanitaria, enfocarse en el impacto social y la recuperación económica a la crisis. Todo parece indicar que la solución es global y requiere de una reformulación radical de las relaciones internacionales, en el marco de un multilateralismo. Y mientras eso sucede, los gobiernos locales tendrán que centrarse y seguir apoyando a las personas más vulnerables, los trabajadores con bajos salarios, las pequeñas y medianas empresas, los desempleados, etc. Sin pasar por alto que todos aportamos, en diferentes escalas, al ser solidarios quedándonos en casa y no colapsando el sistema de salud, por ejemplo. Superar esta crisis es labor de todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s