Pandemia en las cárceles, tragedia anunciada

Autor: Jhonatan Alzate

Instagram: @jhona.alzate

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y no representan la línea editorial del portal web.

Las cárceles en Colombia se encuentran sobrepobladas, así lo reveló el propio director del Ministerio de Justicia junto con el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), General Norberto Mujica, quien presentó una serie de cifras que dejan en evidencia el hacinamiento carcelario que hay en el país. Explicó que hoy en día existe una población carcelaria de 123 mil reclusos, no obstante, las cárceles dispuestas sólo cuentan con una capacidad de 80 mil cupos, esto quiere decir que existe una aglomeración del 53%.

El covid-19 cada vez se propaga a más lugares y las cárceles no son la excepción. Basta con echar un vistazo a la situación vivida en otros países para entender que si no se actúa con prontitud frente a la situación de los reclusos, se podría vivir una tragedia ya anunciada. En Irán, por ejemplo, mientras se libraba el debate político-jurídico y se discutía bajo cuáles delitos se podía dejar en libertad a un preso y bajo cuáles no, la pandemia llegó a los centro penitenciarios de forma abrupta y se propagó de tal manera que los presos empezaron a morir en gran número. La crisis humanitaria fue tal, que tuvieron que tomar la drástica decisión de abrir las puertas de las cárceles y permitir la salida de más de 70 mil reclusos a las calles iraníes. ¿Es eso lo que queremos en Colombia?

En nuestro país ya hay un número importante de personas contagiadas de covid-19 en los centros penitenciarios. El caso más crítico se vive en la cárcel de Villavicencio, la cual posee 89 personas contagiadas y un saldo de tres personas muertas producto del virus. Dicha cifra es alarmante, puesto que de los 100 casos positivos por coronavirus confirmados hasta el miércoles 22 de abril en el departamento del Meta, la mayoría se han presentado en la cárcel de Villavicencio, donde hay más infectados que, por ejemplo, en todo Nariño (62) y que en la mitad de departamentos del país. 

Los presos saben dicha situación, están temerosos y es por ello que ya empezaron a alzar su voz en señal de protesta. Desde el lunes 20 de abril, internos en la cárcel La Picota adelantan una jornada de “desobediencia pacífica” que consiste en no dejarse encerrar en sus celdas en la noche y, si no hay soluciones concretas, seguramente estén listos para emprender de nuevo otro intento de  amotinamiento como el llevado a cabo hace un par de semanas en la cárcel La Modelo de Bogotá, donde murieron 23 convictos de forma violenta. 

Tomado de: bbc.com

El Gobierno Nacional, a raíz de lo anterior, declaró emergencia carcelaria, y el INPEC expidió el decreto 546 con el que se busca solucionar el problema de hacinamiento y así mitigar el riesgo de contagio en las cárceles. Dicha medida, grosso modo, consiste en dar prisión domiciliaria de forma transitoria y por seis meses a madres gestantes o con hijos menores de 3 años, personas mayores de 60 años, personas con enfermedades graves, con discapacidad o movilidad reducida; personas que hayan cumplido el 40% de su pena privativa de la libertad en la cárcel y aquellas que estén pagando penas por delitos menores. 

El cálculo que tiene el Ministerio de Justicia para la aplicación de dichas medidas es que aproximadamente quedarán libres entre 4 mil y 15 mil personas, siendo dicha cifra el número más optimista. No obstante, teniendo en cuenta que el hacinamiento penitenciario llega al 53%, al salir dichas personas, igual continuarán alrededor de 30 mil internos extras respecto a la capacidad que las cárceles poseen.

Tomado de: dw.com

Lo anterior presupone, por consiguiente, que las medidas hasta ahora empleadas por el Gobierno Nacional se quedan cortas, son insuficientes y se configuran netamente en paños de agua tibia que no solucionan de raíz ninguno de los problemas mencionados con anterioridad. 

¿Qué hacer entonces? Aunque dicha situación pareciera convertirse en una suerte de callejón sin salida, podrían existir soluciones efectivas siempre y cuando los cambios que se apliquen sean estructurales de la política criminal, cambios que no sean derivados exclusivamente de la coyuntura del covid-19, sino que vayan más allá de la misma. Uno de ellos sería, por ejemplo, reconocer la justicia restaurativa como un elemento eficaz y de suma importancia en la política criminal, en tanto que la punitiva ha demostrado ser poco efectiva. Partiendo de esta idea, el reto será la creación de programas que realmente generen una rehabilitación del delincuente y una opción viable para ello podría ser el trabajo interdisciplinar, es decir, que haya un conjunto de profesionales altamente especializados en diversas áreas: médicos, enfermeros, epidemiólogos, psiquiatras, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros, que apoyen en el proceso de rehabilitación a esta población que se encuentra en las cárceles.

En otros países, dichas medidas de justicia restaurativa han demostrado mayor eficiencia, y ha sido muy útil apostar por una política criminal enfocada en la prevención de los delitos y el fortalecimiento de las comunidades más vulnerables, para de esta manera lograr tratar el problema de raíz.

El llamado, como siempre, es a la sensatez, al respeto y a la empatía;  la pandemia en las cárceles es un tema de gran importancia que no debe ser ignorado, puesto que hacerlo, podría llevar a vivir una situación similar a la de Irán. Por eso urge tomar cartas en el asunto y buscar soluciones de justicia propicias, no sólo para afrontar la coyuntura actual, sino también para enfrentar el hacinamiento carcelario de la mejor manera posible. Todos somos humanos, perdamos ese corazón duro y actuemos para que la pandemia en las cárceles no se convierta en una tragedia que podría haber sido evitada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s