Un crimen de Estado: el desenlace conocido

Autor: Felipe Cardona Mayo

Twitter: @FelipeCardonaM2
Instagram: @felipe_cardona

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y no representan la línea editorial del portal web.

La comisión de Absolución:

El 14 de abril la Comisión de Acusaciones de la cámara de representantes reabrió un proceso al expresidente Ernesto Samper por el magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado.

Se informó que la decisión fue tomada por la representante investigadora Kelyn González, del partido liberal, cuya ecuanimidad seguramente se verá reflejada en la decisión prevista, pues su esposo podría guiarla cabalmente, ya que fue acusado por el alto tribunal de recibir financiación del Bloque Norte de las AUC en méritos con Jorge 40 en el Magdalena para ocupar una curul en la cámara. 

La representante Gonzales después de varios meses de indagar sobre el expediente incompleto que nos dejó el sistema, encontró méritos suficientes para ordenar la reapertura del proceso e iniciar una investigación previa en contra del exmandatario por su presunta participación en el asesinato de Gómez Hurtado, ocurrido cerca de las 10:20 del jueves 2 de noviembre de 1995 en las afueras de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá, donde se le dio fin a uno de los mayores opositores del gobierno de entonces. 

En su decisión, la representante ordenó escuchar en versión libre al expresidente Samper, entre ellas escuchar en declaración a los expresidentes Andrés Pastrana y Álvaro Uribe, al exministro Horacio Serpa y al exministro Fernando Botero quien fue actor principal durante el proceso 8,000. 

Ahora son los criminales de corbata quienes ocupan la comisión floral los que piensan actuar con el don de la sindéresis, vaya cinismo. Por eso, como muchas personas en este país, pensamos que el congreso no puede de ninguna manera ejercer funciones judiciales en relación con los llamados aforados constitucionales. Esta comisión corrupta no ha adelantado investigaciones que debió adelantar en el pasado, deja que prescriban, declara que no se cometió ningún delito y exonera de responsabilidad al inculpado. De modo que es un error atribuirle esta labor a una instancia política, integrada por políticos en ejercicio, que proceden a administrar justicia bajo criterios políticos. Esta corporación fue permeada por el narcotráfico en 1996, durante el seguimiento a los dineros de campaña de Samper que claramente recibió por parte del Cartel de Cali, en amaño con dirigentes de ambos partidos tradicionales,y esto se ve evidenciado cuando los miembros de este estrado de bolsillo, en su mayoría pertenecientes al partido liberal salvaron a su jefe de perder la presidencia que compro de contado y que procederán a hacer lo mismo personajes de otra época, pero con unas mismas convicciones criminales y cómplices.

Pese a todo esto, continuamente surge la pregunta que ha incomodado al poder desde ese 2 de noviembre: ¿Quién mató verdaderamente a Álvaro Gómez Hurtado?

Tomado de: lafm.com

Nexos de los narcotraficantes y la fuerza pública con el magnicidio:

En junio de 2011 una serie de fiscales encargados viajaron a los Estados Unidos para conocer de primera mano las versiones de por lo menos 8 narcotraficantes y paramilitares, quienes podrían dar razón acerca de quién estuvo tras el homicidio. Los testimonios de Luis Hernando Gómez Bustamante alias Rasguño, Juan Carlos Ramírez Abadía alias Chupeta, Ever Veloza alias HH, Jhony Cano Correa, Arcángel de Jesús Henao y Santander Lopesierra son algunos con los que el ente investigador quiere componer el contexto de la muerte del Dr. Gómez. Con estas explicaciones la fiscalía referencia al Narco-paramilitarismo con especificidad dentro de un marco fáctico como responsables de la muerte del líder indiscutible del partido conservador. 

Después de la declaratoria del asesinato como crimen de lesa humanidad en diciembre de 2017, Luis Hernando Gómez Bustamante, alias Rasguño aseguró en pleno que había participación directa del cartel – Norte del Valle, en el hecho, esta confesión es tomada y compulsada a la Corte Suprema de Justicia que a su vez la traslada a la Comisión de Acusaciones de la cámara que es el juez natural de Samper por su fuero constitucional como expresidente como ya se había dicho. Además de eso, en las pruebas a proveer se encuentra las de la posible participación del comandante del Gaula, segundo comandante del bloque de búsqueda de la época y jefe de sicarios del cartel del valle, el coronel Danilo González, asesinado en el año 2004. Pues Rasguño afirmó ante las autoridades que el coronel González habría participado en el magnicidio, no sólo ejecutando el crimen sino también alterando las evidencias restantes, y claro, nada de esto hubiera pasado sin la participación natural del Departamento Administrativo de Seguridad (DAS) dirigida entonces por Ramiro Bejarano Guzmán, quien saldría expuesto, después de la desclasificación de los archivos de inteligencia como colaborador del crimen, ya que ordenó el monitoreo permanente sobre las editoriales de Gómez en el nuevo siglo. Se le acusó, entre otras cosas, de acudir a interceptaciones ilegales para espiar a agentes de la DEA e incluso de espiar a través del gobierno a diversos críticos y opositores para luego ser usadas en debates en el congreso de la república.  

Esto aparte de revelar las amistades eternas entre las autoridades y la delincuencia, deja un panorama complejo a dilucidar pues hasta ahora la excusa de la Fiscalía General es que sólo existió participación de los carteles y de unas pocas manzanas podridas del ejército y la policía, dejando el caso en un limbo sin fin, al no reconocer la participación de lo que Gómez llamaba “El Régimen” , porque es claro que no solo contribuyeron los carteles sino también los políticos que ocupaban altos cargos en la presidencia y el congreso. Hay muchas cosas aún por esclarecer y otras por esconder. 

Tomado de: elcolombiano.com

El Régimen:

El Régimen ha sido el principal sospechoso del magnicidio. Gómez decía que en Colombia el Estado se había convertido en un botín, el instrumento de criminales para distorsionar el erario del bien común y colectivo a favor de intereses particulares desde hacía muchísimo tiempo. Por eso la caracterización del país no era ya la solidaridad y la tolerancia sino la complicidad entre sectores legales e ilegales que se adherían no a una bandera o ideología política sino a un pacto oscuro y perverso que se veía reflejada en cada proyecto de ley, adjudicación de contratos y palabras dichas en favor de la ciudadanía cuando se acordaban amistades con la mafia dominante. Ese era el régimen, una usurpación de la política verdadera.

En el Régimen se encontraban los grupos económicos y los gremios como por ejemplo, jueces, magistrados, fuerza pública, la gran prensa mediática y, en fin, todos aquellos que pusieran un precio a su conciencia y dignidad, todos aquellos que formaran parte de la estructura corrupta del bajo mundo y que así se apoderaron del Estado Social y democrático de Derecho, con componendas y muertes en masa. 

Álvaro Gómez se negó rotundamente a socavar la institucionalidad con un golpe de estado que se gestaba dentro de la propia democracia y las altas cortes, por eso es de sospechar que sus asesinos estén dentro de ese régimen de complicidades que sigue dominando a Colombia y donde posiblemente también se encuentre el expresidente Ernesto Samper y el exministro de gobierno Horacio Serpa, pues estamos ante un evidente crimen de Estado, un crimen que seguirá en la impunidad durante otros 25 años más, pues a ningún actor de la oligarquía le interesa y menos le beneficia que se conozca la verdad. La justicia está a disposición del dinero y las confabulaciones de los que se esconden bajo la fachada de honorables parlamentarios y ministros, la clase dirigente sirve en bandeja de plata las frustraciones de los afectados para que el régimen se los devore y los eche al olvido, de esta manera jamás entenderemos lo que pasa y mucho menos lo que pasara.

Tomado de: elheraldo.co

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s