Salud mental en tiempos de covid-19

Autora: Jenny Gabriela Gutiérrez Martínez

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente de la autora y no representan la línea editorial del portal web.

En estos tiempos la salud mental juega un papel fundamental; debido al estrés e incluso la depresión que causa la pandemia del COVID- 19, durante los días de cuarentena la presión aumenta, pues nos encontramos restringidos para realizar nuestras actividades en la forma y el tiempo al que estábamos acostumbrados. Se tiende a aumentar los conflictos en casa, el cambio de estados de ánimo e innumerables condiciones que alteran aún más nuestro estilo de vida.  Los factores que influyen en esta pandemia son muchos;  la incertidumbre, el sentimiento de soledad, aislamiento, fatiga, cansancio, aburrimiento, cambios de rutina, cambios de ciclos biológicos, desánimo, desesperanza e irritabilidad. 

Tomado de: manati.mx

La Organización Mundial de la salud (OMS) subrayó que la amenaza del COVID-19 y el confinamiento están causando un fuerte impacto psicológico en las sociedades, el cual debe atenderse con medidas imaginativas. La situación se convierte en una paradoja ya que si no acatamos las medidas establecidas, tenemos la probabilidad de contraer el virus lo cual afectaría 10 veces más la salud, la solución es acatar recomendaciones emitidas por las entidades gubernamentales, tanto de cuidado de la salud mental como de bioseguridad en casa y en áreas comunes; sólo nos queda tener la esperanza de que el descubrimiento de la vacuna llegue pronto y todo mejoré. 

En países del mundo en general, dentro de ellos Colombia, se cuenta con una líneas de emergencia para la atención de salud mental; las cuales están colapsando. El número de casos de patologías mentales se encuentra en aumento, a causa de aquel principio que establece que los seres humanos no fuimos emocionalmente diseñados para estar en un estado de confinamiento perpetuo. Los principales diagnósticos a causa de esta pandemia son : los trastornos de ansiedad, depresión, ideación suicida y estrés; debido a esta situación inédita, se tiende a desarrollar cualquier tipo de enfermedad mental y más si se poseía con anterioridad rasgos ansiosos en el carácter.

El miedo se apodera del mundo entero y al momento de finalizar el confinamiento ese temor ante nuestro enemigo invisible va a  durante mucho tiempo, no vamos a poder experimentar la vida social que solíamos tener, ni a tener la certeza de si podemos contagiarnos o no, independientemente de los recursos emocionales que tengamos para afrontar la nueva realidad y de la capacidad emocional para afrontar ese miedo. 

Algunas de las herramientas fundamentales que tenemos que empezar a adaptar a la hora de salir al mundo exterior, es plantearnos una serie de preguntas y afirmaciones que nos ayuden a pensar de manera positiva, no anticiparnos a los hechos, evitando proyectar el qué pasará después de, huir de la incertidumbre y al desarrollo del miedo irracional que no se pueda controlar. 

Tomado de: plumasatomicas.com

Es importante la socialización en el entorno familiar, ellos son nuestro apoyo en este momento de crisis; hablar de lo que sentimos, escuchar a los demás miembros. Debemos  seguir apoyándonos con las líneas de atención a salud mental que, aunque a veces no son suficientes, ayudan bastante,  o buscar apoyo externo de personas especialistas en salud mental. 

Si soy una persona que vivo sola, debo apoyarme con herramientas tecnológicas y con medios de comunicación, tales como videollamadas programando encuentros con familiares y amigos de expresando nuestros sentimientos y emociones. Apoyarnos entre nosotros emocionalmente es la mejor de las opciones : expresar que entendemos la situación, que está bien sentirse mal, hablar y  hacer algo agradable entre sí con cosas sencillas como escuchar música, cocinar, jugar cartas y actividades que gratifiquen para llegar a la serenidad y cambiar la energía. 

De igual manera se requiere mantenerse informado del avance de la situación; pero de fuentes confiables y preferiblemente una sola vez al día. Tratar de llenarse de información positiva, evitar la sobrexposición de información, limitando fuentes, mantener la objetividad. Establecer rutinas, mantener comunicación social, tratar de mantener el ciclo del sueño, alimentarse de manera  saludablemente y en horarios establecidos, dedicar tiempo para recreación, realizar actividad física, tener tiempos de relajación y meditación, evitar consumo de alcohol y otro tipo de sustancias psicoactivas, identificar necesidades y preocupaciones, enfocarse en el presente, contactar con el propio cuerpo o el entorno, redirigir la atención, limitar  las jornadas laborales o de estudios, son algunos de los tips que debemos tener en cuenta para tener en cuenta durante este momento tan difícil. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s