¿El Ejército nos cuida?

Autor: Cristian Camilo Perico Mariño

Twitter: @cristian_perico
Instagram @cristian_perico

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y no definen la línea editorial del portal.

Tomado de: las2orillas.co

Hay días en los que esta nación me duele… últimamente nos estamos acostumbrando a las pésimas noticias, y solo nos queda pedirle a la ilusión de un mejor futuro que no se vaya, como lo han hecho miles de vidas en los años de guerra, así como la inocencia de miles de niños en nuestro país. Es de repudio nacional los hechos que ocurrieron el pasado 22 de junio, cuando seis integrantes del Ejército Nacional de Colombia violaron a una niña indígena de tan solo 12 años, y uno fue cómplice, en un caserío de Pueblo Rico en el departamento de Risaralda.

¿En qué cabeza cabe que quienes deben cuidarnos sean los que más nos vulneran? ¿En realidad a este tipo de hombres consideramos héroes? Es de reconocer que estamos agradecidos -históricamente- con las fuerzas militares, porque en definitiva este país no sería el mismo si no hubiésemos tenido hombres que, arriesgando su vida, lograron recuperar el orden social en zonas apartadas donde los grupos subversivos buscaban tomar el dominio, a partir de la doctrina del miedo y la vulneración de derechos. No podemos generalizar. Sin embargo, este tipo de atrocidades cometidas nos recuerda la importancia de no idealizar a los “impetuosos titanes” que las integran. Frente a hechos como estos toman fuerza los relatos de las víctimas del Ejército, quienes no solo debían desconfiar de quienes los amenazan; también de quienes se suponía los defendían. ¿En qué momento se perdió el norte?

La comunidad indígena Embera katío, amenazada de exterminio físico y cultural, le exige el Sistema Judicial que les entregue a los violadores para que sean juzgados por su propia legislación. Solicitud que no ha sido acatada ni tenida en cuenta, a pesar de estar avalada la independencia y autonomía de las comunidades indígenas en Colombia por la sentencia C-463/14. Mientras tanto, los acusados ​​aceptaron los cargos para acceder a la rebaja de pena que el sistema les ofrece como beneficio. 

Muchos exigen que se les aplique la cadena perpetua, luego de aceptar dicho proyecto de acto legislativo en el Congreso; con todo y ello, serán juzgados con las leyes vigentes, pues la decisión final la tendrá la Corte Constitucional y, en caso de dar el visto bueno, implicaría la modificación de la Constitución Política, dado que no lo permite. En resumen, la norma no es vigente y no aplicará hasta que lo sea sea.

Tomado de: adninforma.com

Entretanto me pregunto qué vamos a hacer para evitar que más niñas, mujeres y hombres sean menoscabados de esta manera. ¿Bastará con empuñar armas y saber disparar para integrar estas fuerzas? ¡Ahí está el dilema!

Recordemos la idea no tan descabellada, del hoy senador Gustavo Petro, de educar a los militantes antes de armarlos. Tanto los miembros del Ejército Nacional como del INPEC, el ESMAD y la Policía Nacional deberían estar formados en áreas de educación superior que les permita ser más humanos. Para nadie es un secreto que el sistema educativo en Colombia tiene falencias y si somos conscientes de ello… ¿Por qué armamos a hombres que a duras penas han terminado el bachillerato, si ni siquiera conocemos el contexto en el que crecieron? Hasta la fecha se estaba confiando en la buena fe de las personas. De manera ingenua se creía que con tener mayoría de edad, y terminar la escolaridad se era un buen hombre. ¡Error Garrafal!

El llamado de atención es para las Fuerzas Armadas de Colombia: no podemos olvidarnos de la formación humana y afable del ser, porque no basta con entregar indumentaria bélica a personas sin educación; ya que muchos están factos hasta de empatía con el que juran proteger. Sobra decir que el peso de la ley debe caer con severidad en este caso donde bárbaros, disfrazados de militares, de manera despiadada arruinaron la vida de una niña y la percepción de seguridad de una comunidad transgredida históricamente por la violencia y ,de paso, de la nación entera .

Tomado de: las2orillas.co

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s