La doble moral del colombiano frente a las protestas

Autora: Yakellys Arellano

Instagram: @kellysyll

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente de la autora y no representan la línea editorial del portal web.

El asesinato de George Floyd en Minneapolis, Estados Unidos, dio paso a una serie de protestas en contra la brutalidad policial y el asesinato sistemático de la población negra en ese país. Manifestaciones que alzan la voz en contra de un sistema opresor, asesino y que pone en desventaja a las minorías y a poblaciones vulnerables.

Muchos no entienden cuál es la necesidad de esas protestas, ni cómo es posible que en el tan llamado país de la libertad sucedan este tipo de actos. En momentos como esos es donde cae el velo, hasta el país que se declara el más poderoso del mundo tiene ciudadanos infelices e inconformes. ¿Qué puede esperarse entonces de los demás? Si en Estados Unidos hay trabajo, hay hogar y es donde los “sueños se hacen realidad”, ¿cómo es que hay gente en las calles clamando por la salida de su presidente, la abolición del sistema policial y el cambio de políticas públicas?

Cada que abro un periódico, o reviso el muro de Twitter, noto cómo avanzan las manifestaciones. Aún sabiendo que encontraré comentarios muy fuera de lugar, los reviso, siempre doy un suspiro a causa de la decepción, y luego siento pena, porque en Colombia también se protesta, pero parece que muchos colombianos tienen criterio selectivo. Desde el inicio de las protestas en Estados Unidos observe compatriotas apoyando  esos movimientos e ideales, pero basta con revisar algunos perfiles y volver en el tiempo al mes de Noviembre, cuando inició el paro nacional en Colombia, para darse cuenta de la hipocresía y la lambonería que corre en la sangre de muchos.

Los mismos que ponen en su biografía “Orgullosamente colombian@”, con la bandera del país y una foto con un sombrero vueltiao, son los que apoyan al alzamiento de los oprimidos del exterior, pero repudian las luchas de su propio país. Allí es donde entra en juego el “como no me pasa a mí, no me importa”, y se vuelve más fácil criticar a los estudiantes, a la clase obrera, a los profesores, a las mujeres feministas y las poblaciones indígenas cuando salen a reclamar los derechos que día a día les son vulnerados.

Tomado de: bbc.com

El argumento de “no tienen razón para protestar” es en pocas palabras, falta de empatía, y aun peor, pobre educación sobre temas sociales. Como no les afecta, no lo sienten, así que no hay razón para protestar. Y los casos más irónicos son los que sí sufrieron de, por ejemplo, el detrimento de la educación pública, pero prefieren usar los argumentos de su político favorito en lugar del sentido común, repitiendo lo que les adoctrinan y negando lo que está enfrente de ellos.

No obstante, solo basta con ir a una universidad pública para ver que los problemas de infraestructura, de hacinamiento y de presupuesto son reales. Solo hace falta hablar con una mujer en tu propio barrio para darte cuenta que el abuso y la violencia intrafamiliar están más cerca de lo que crees. Los salarios de los profesores no son justos, y la calidad educativa es deficiente en colegios públicos, muchas veces, por falta de recursos. También podemos destacar las mil y un reformas a la JEP (Justicia Especial para La Paz) y la pobre implementación de los Acuerdos de Paz que se hicieron con las Farc. La pobreza, la desnutrición y el trabajo infantil son amenazas vigentes en la vida de los niños colombianos. ¿En qué país utópico viven los que reniegan de los movimientos sociales y las manifestaciones que se hacen en Colombia?  Si basta con pinchar la burbuja para darse cuenta que el país no es tan perfecto como las clases políticas nos lo quieren vender.

Y entonces, ¿las protestas sólo son válidas siempre y cuando no sean aquí?  Recuerdo muy bien que al comienzo del Paro Nacional en Colombia, muchos hacían solo criticar y resaltar a los vándalos, a decir que así no se protestaba y que mejor que se quedaran en su casa. Tuve que escuchar muchísimas conversaciones de defensores de los partidos políticos dominantes del país, que se dedicaban a criticar el movimiento, repitiendo como loros los mismos argumentos. Lo que me quedó claro a medida que pasaba de conversación en conversación, fue que al colombiano de derecha clase media no le gusta ni cuando se protesta pacíficamente. 

No hay que ser ingenuos y decir que en Colombia no hay protestas violentas, pero el problema está cuando se resaltan estos actos, que usualmente son casos aislados o que suceden cuando aparece el ESMAD o la policía, y se deja de lado el porqué del clamor,  y la parte que si fue pacífica en toda una jornada de manifestaciones. Se cae entonces en la deslegitimación de la protesta y en poner a todos en el saco de “mamertos y vándalos”, sea que hayan sido parte del vandalismo o no. Y se les olvida que la protesta pacífica está protegida por el artículo 37 de la constitución colombiana, además de aquellos artículos que se refieren a la libertad de expresión y la libertad de pensamiento, por no mencionar otros.

Tomado de: rtve.es

Por eso me pregunto, ¿por qué esa odiosa doble moral? ¿Por qué cuando en Estados Unidos protestan si es válido pero aquí no? A pesar de que son motivos diferentes, el acto es similar. Y parece que los extranjeros son héroes valientes y aquí solo son “de la izquierda comunista”. ¿Qué ganan con pretender?  ¿Por qué el afán de quedarse callado y sobrevivir con las migajas que da un gobierno injusto? Se les olvida a muchos que para llegar a la independencia, a la libertad de expresión, de religión, al derecho al voto de la mujer, a la abolición de la esclavitud, entre otras, fueron necesarias protestas, tanto pacíficas y violentas, para hacer valer los derechos fundamentales en un estado opresor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s