DARK a la colombiana

Autor: Mauricio Rusinque

Twitter: @MauroRusinque
Instagram: @mauriciorusinque
Facebook: Mauricio Rusinque

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y no representan la línea editorial del portal web.

ALERTA DE SPOILERS

Tantas cosas que podríamos ver si uno en realidad pudiera viajar en el tiempo; un Ulrich yendo a buscar a su hijo por los confines de una cueva y lograr traerlo de vuelta, una mamá en busca de su hijo y su esposo al ver que salió en un reportaje de 33 años atrás, un ex presidente colocando a un desconocido en la presidencia…podríamos ver de todo.  Si viajáramos en el tiempo nos daríamos cuenta que después del 2020 efectivamente vino el apocalipsis del que hablaba Dark. Que las malas decisiones , totalmente aisladas de la realidad, tomadas por la persona que manejaba la planta nuclear, trajeron consigo una desobediencia civil en busca de la supervivencia que eventualmente llevó a las personas a su aniquilación, creando un futuro incierto con aquellos que lograron sobrevivir; políticos que se encerraron en sus búnkers aprueba de personas pidiendo ayuda, haciéndolos caminar por lugares que habían conseguido a precio de huevo después de la pandemia, por desaparición de sus dueños en el apocalipsis o porque los que quedaron querían entregar sus propiedades con tal de comer un poco; estos lugartenientes en este futuro caminan como zombis viendo donde pueden hacer una troncal, una autopista, un contrato con la planta, o donde pueden hacer efectivo otro decreto que los ponga a ganar riquezas sentados en sus búnkers debajo de tierra donde no escuchan lo que le pasa al pueblo, comandados por alguien que se hizo denominar Adán el Duque. 

Viajar en el tiempo para el hijo de Adán, (quien podría llegar a ser él mismo o en su defecto su propio hijo), le dio la posibilidad de crear el inicio del fin; él mismo se entregó la máquina del tiempo, máquina que jamás fue creada por nadie pero que al ser entregada por alguien del futuro a su otro yo del pasado, logró que se creará un bucle donde la máquina existe sin haber existido, al igual que él, donde nunca supo cómo llegó a manejar un país sin saber cómo manejarlo, pero lo manejó, sin siquiera saber manejar algo. Su otro yo del pasado logró cambiar fichas de un juego que llevaba a un pueblo que vivía tranquilo a situaciones macabras para conseguir el poder.  Recibió de sus propias manos un mapa que le decía quién debía existir y quién no, siendo el detonante para que en un año especifico Adán se postulara para manejar esta empresa y saliera como victorioso.  

Todo está encadenado, todos tienen que ver con todos, cada acción tiene una repercusión; algunos viajantes que sabían los planes de Adán intentaban detenerlo pero él ya conocía su pasado, su presente y su futuro, por lo que se cuidaba de todos y sabía cómo manejar cada prueba en su contra para que nadie encontrara nada malo sobre él; por lo que en el momento en el que llegaría la pandemia sería el momento de posicionar su imagen como redentor, como salvador de todos, sin contar que uno de esos bunkers de sus aliados tendría una conexión directa con el tiempo, dando la posibilidad de que varios de sus detractores viajaran por este agujero de gusano para intentar detener lo que sucedía en el presente corriendo con el sacrificio de desaparecer o el riesgo de cambiar el futuro al crear una paradoja. 

Tomado de: elpais.com

¿Si pasara algo diferente,  tendríamos otro resultado?, eso podría suceder si tuviéramos acceso a una máquina de este tipo o a un búnker temporal. Intentaríamos tener mejores desenlaces; personas peleando por sus ideales, por sus políticas, por sus sueños, desenlaces que cumplen sueños.

No sabemos si vamos a sobrevivir a este 2020, si vamos a volver a abrazar a nuestros seres queridos, el único que lo sabe es Adán el Duque, quien en este momento está en una realidad alterna donde todo es lindo y no sucede nada, él maneja la planta y ve el mundo de una forma fantástica donde estar en su palacio es la forma de demostrar que nada sucede y todo esta bien; Adán permanece en un espacio donde todo lo que él dice es cierto, donde las personas están en sus casas viviendo tranquilas sin ninguna necesidad, sin afanes de pagos.  El mundo en el que vive nuestro Adán es hermoso, lleno de ayudas, de pocos contagios, de familias felices en acción y esto solo lo ven los súbditos que ayudaron a crear este mundo paralelo.  Ahora que vimos nuestro futuro, quisiéramos vivir en ese mundo del que él habla. 

Tomado de: hipertextual.com


Los viajes en el tiempo darían la posibilidad que los sueños de este 2020 no se vuelvan ficción, que al momento en el que llegue el apocalipsis, sean salvados los justos y no los que más ayudaron a la destrucción.  Estamos en esta primera temporada de Dark a la colombiana, esperemos que nos trae la segunda a ver si sobrevivimos o seremos contagiados todos por un virus al cual nos están llevando solamente por querer vivir…Adán el Duque lo dirá, porque para donde vamos, no necesitamos caminos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s