La labor del periodista no es sólo informar, también denunciar y ante todo, ¡anunciar!

(…) la noticia es la bandera del verdadero periodista que no es el que sólo informa, sino el que convierte la información en denuncias y anuncios en la forma en como aquí lo he expuesto o propuesto, convirtiéndose así en héroes, aunque para ello tengan que ser mártires como muchos lo han sido (…)

Autor: Brayan Latorre

Instagram: @brayan_la_torre
Twitter: @BrayanLatorre

*Las opiniones presentadas en esta columna son exclusivamente del autor y no representan la línea editorial del portal web.

Los periodistas poseen una labor entrañable para los que la viven con pasión, pero bien se sabe que también es insufrible. Por ello, aunque no soy periodista, como simple ciudadano e incluso ser humano me basta para reconocer la importancia de la misión de estos héroes en potencia y que es justamente convertirse en héroes de verdad. 

Todo ello lo digo porque dirán algunos periodistas que no soy uno para hablar de esto, pero ya lo he dicho, desde mi condición como ciudadano o más bien espectador, ya tengo una razón y más que todo desde mi posición como ser humano, la cual es el principio fundamental sobre el cual me veo afectado por cualquier circunstancia, palabra o hecho dado entre la humanidad o nuestro universo; ello no excluye a la labor periodística que generalmente se limita al mero concepto de la información.

No voy a citar ningún concepto académico del periodismo más que el que su propia realidad ha construido y que en su mayor medida se ha apoyado y desenvuelto justo allí: “en la información”. Para el mundo todo aquel que informa bajo el título, los medios y los recursos de un periodista ya es reconocido como tal y no está mal, ¡en cierta forma!, porque la misión va mucho más allá, es trascendental y se aprovecha justo de la información, que significa el punto de partida del sentido de esa gran responsabilidad social que recae sobre estos grandes personajes –pues se dan a conocer y dan la cara– y por lo cual, consiste en denunciar y ante todo, ¡anunciar!

Por ende, el problema no está en la información, ya sabemos que sin esta no existe el periodismo, cuyo estudio es precisamente la misma, ni por ende existiría el periodista, sino que está en el informante y la calidad de la forma en la que informa. Por esto la imagen que se refleja del periodismo para mucha gente, por no decir la mayoría, se torna desagradable gracias al caso particular de las noticias; que aun cuando es lo que más lo integra y permite su desarrollo o sobre lo que se fundamenta en la realidad (tal como he dado a entender) no es lo único que expone según el concepto académico y la amplia literatura de estudio de la información, dado a que tiene otros géneros como la crónica, la entrevista, la opinión y el reportaje; a través de los cuales se puede y se debe aportar a la educación.  

Todo periodista da la cara a la hora de informar o cumplir su labor, pero “se presume” que lo hace al decir “se presume” a la hora de anunciar o más bien informar sobre una denuncia y es que por lógica, además de ética profesional, se entiende que no debe ni se le permite afirmar cuando es una denuncia o información no aclarada, especialmente la primera por causa de injuria, aunque haya la completa certeza de que lo que se denuncia es cierto, sólo que no ha llegado a feliz y justo término. Pero aquí vamos, que al tratarse de una denuncia que no es a nombre propio y sobre la cual sólo debe informar, debe regirse bajo dicho principio o incluso acatar la orden institucional, es decir, prácticamente ignorar el asunto. Por otro lado, si toma conciencia sobre el agravio, lo cual indica el empeño de la investigación para la cual se ha preparado académicamente y que corresponde a su perfil profesional, además de su entrega para la justicia, se echa a nombre propio la causa heroica que lo debe identificar por naturaleza –he mencionado en el primer párrafo– y entonces utiliza los medios, sus contactos, sus facultades y demás habilidades, se vale de su profesión para denunciar realmente los hechos delictivos. 

Tomado de: voxpopulli.net

No obstante, si el buen perfil de periodista que aquí proyecto en mi concepto y sé que en el de muchas personas es el de aquel que además de haber hecho esto – informar a través de denuncias – da detalles, prevé probabilidades de que sucedan actos similares y da recomendaciones y notificaciones que permitan contrarrestarlas, ese periodista ha trascendido. ¡Este es el verdadero periodista! El que ha logrado inmiscuirse en los problemas sociales hasta más no poder, porque se ha tomado a pecho su responsabilidad social, algo que no sólo le corresponde a él o ella, sino a todo ciudadano por causa de que: “sociedad para la sociedad”. 

Tomado de: tvshow.com

Son esas denuncias, pero ante todo notificaciones, proposiciones o anuncios y no sólo noticias –en el concepto aquí tratado y que ha percibido la sociedad– las que hacen la diferencia, “¡hacer la diferencia es la noticia!”, además de sus labores sociales integrales porque como bien me lo enseñó un señor periodista amigo mío llamado Antonio Yaneth: “noticia no es lo que es normal que pase, ¡lo común!, más bien ¡lo extraordinario!, no es que el perro mordió al hombre, aunque si pasa hay que informarlo, sino que el hombre mordió al perro”. Según él es la primera lección para todo estudiante de periodismo. No sé qué cierto sea, esto me lo dirán mis queridos amigos periodistas, lo que puedo decirles es que sean profetas y predicadores de la paz, es decir, que denuncien el mal, más contribuyan al bien social y lo aquí resumido: la noticia es la bandera del verdadero periodista que no es el que sólo informa, sino el que convierte la información en denuncias y en anuncios en la forma en como aquí lo he expuesto o propuesto, convirtiéndose así en héroes, aunque para ello tengan que ser mártires como muchos lo han sido lastimosamente, porque no deben ser títeres de la información, porque serían informantes nada más, sino comunicadores sociales, tal como es el título de su profesión y así de compleja es la comunicación y su proceso social. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s